J2: Manda Julen

Jornada 2, el Sevilla es líder tras ganar en Granada por 0-1, tan solo el conjunto entrenado por Julen Lopetegui y el Atlético del Cholo (con otro 0-1 para variar) han sido capaces de ganar los dos primeros partidos de Liga, pero ya sabemos que esto siempre comienza igualado y que todavía estamos en agosto.

Y si en la primera jornada pinchó el Barça en San Mamés, en esta lo hizo el Real Madrid, que no pasó del empate a uno en casa ante el Real Valladolid, y el gol de Guardiola (el entrenador no, el otro) dejó malestar en la afición merengue, ese espíritu “Jekyll y Hyde” que le persigue desde hace un par de campañas al menos. Comenzó el partido gustándose el equipo blanco, con un James y un Bale dispuestos a convertirse en los nuevos Amavisca y Zamorano, pero terminó desquiciado y con el entrenador soltando frases de entrenador de equipo de barrio “teníamos que haber mandado el balón a tomar por el saco”, ¿en serio Zizou? Ahora buena parte del madridismo sí pide a Neymar, ante una revolución que no llegó, pues parece que jueguen los mismos cabrones de siempre. 

Y el Barça comenzó con dudas y terminó gustándose, remontó al Betis y goleó por 5-2, con algo de cantera y con bastante cartera, con Griezmann en plan jugador caro tirando del carro, y un debut liguero en el Camp Nou que recordó al de otros grandes futbolistas, como por ejemplo el de Ronaldinho. El brasileño firmó en 2003 un debut de ensueño, con una obra de arte ante el Sevilla, cuando cogió la pelota casi en el medio campo, realizó dos quiebros a su derecha para zafarse con su poderosa zancada de dos defensas y antes de intentar pasar entre Javi Navarro y Pablo Alfaro (que hubiera sido imposible) decidió inteligentemente lanzar un cañonazo que dio en el larguero y se alojó en las redes. Ayer “ChaplinGriezmann” también realizó un gol de bella factura, de disparo colocado, pero si Ronaldinho lo celebró con los brazos en alto y corriendo hacia el público, sin saber bien a donde ir, excitado, y dejándose llevar por la euforia del momento y la improvisación, el francés realizó una charlotada de celebración estilo NBA, con confeti, un postureo que seguía el guión de un show orquestado y postizo que poco tiene que ver con el fútbol de toda la vida. En una semana en que Odio el Fútbol Moderno ha recordado la celebración del gol de Tardelli, ¿a dónde vas chaval con semejante insolencia?

Y quitando el partido del Camp Nou, típica jornada moderna con pocos goles, y los primeros 0-0 de la temporada, que se dieron en Mendizorroza y en el Sadar. Uno que escribe siempre se acuerda de Félix Magath cuando aparece el cerocerismo, un entrenador alemán que propuso no dar puntos si el resultado final es de empate a cero, todo sea por obligar a los técnicos a salir al ataque, algo que agradecerían los aficionados. Así pues, según Félix, Osasuna, Eibar, Alavés y Espanyol se quedarían sin puntuar esta jornada por sosos y aburridos, el gol es la salsa del fútbol, y podríamos construir una “giliclasificación moderna” a ver como resultaba finalmente la Liga con el sistema Magath, es una idea.

En el Coliseo de Getafe se vivió otro tipo de partido, Getafe y Athletic pusieron intensidad y un ritmo frenético en los primeros minutos, en los que ambos equipos consiguieron ver puerta, pero después no arriesgaron y convirtieron el partido en un duelo de choques donde uno ya intuía que no iba a pasar nada. Hubieron goles en el campo del Levante, pero fueron gracias al V.A.R y a penaltitos y repeticiones de penaltitos modernos y sus reglas, con la tecnología tenemos un fútbol más justo dicen, y se terminó la polémica. Si las decisiones arbitrales del Levante-Villarreal suceden en un Madrid-Barça, tenemos chiringuitos para años.

¿Por cierto, no hay demasiados misters modernos obsesionados con la salida de balón? Los que crecimos con el central pateando de saque de puerta vemos algunas jugadas bastante arriesgadas, podríamos contar los goles que se encajan cada semana por querer jugar el balón desde atrás.

Y ganó la Real Sociedad en Mallorca, con una magnífica jugada elaborada cerca del Chill Out mallorquín y finalizada con maestría por Odegaard (parece que sí, que es futbolista), y el Valencia, un equipo que después de ganar la Copa este año quiere mirar sin complejos a los grandes, perdió en Vigo y suma un punto en dos jornadas, la afición che, que se ilusionaba con mirar arriba, comienza la temporada mirando abajo.

Hay que tener paciencia, todavía es pronto para remediarlo, esto no ha hecho más que empezar, y el mercado de fichajes sigue abierto, con sus culebrones modernos claro. De momento a una semana de ultimar plantillas, mandan los de Julen Lopetegui, quizá el que más se merece ver a todos desde arriba.

pd: Qué bien se está sin fútbol los lunes.

Hemos hecho un dibujo libre adornado con la pizarra de Chapman y su WM, un balón de Oro, una mierda del WathsAp y nos hemos acordado de algún futbolista de antaño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s