J6: La sonrisa de los niños

Pues sinceramente, nosotros no vimos ningún partido de esta jornada entre semana que comenzó un martes y terminó un jueves, y es que ir a ver un partido de Liga entre semana es cómo ir a un botellón con resaca, mejor que me lo cuenten. Y gracias al You Tube uno puede visualizar todos los goles y jugadas polémicas en resúmenes de un minuto y medio por partido, o sea que si vas al grano, en un cuarto de hora ya te has empollado la jornada y a otra cosa mariposa que tu ya estás apto para debatir en las tertulias de los bares o escribir chorradas en tu blog.

Y jugar a mitad semana le sentó bien a varios de los futbolistas más prometedores de nuestro campeonato. El Real Madrid es líder en solitario merced a los goles de dos niños que costaron cerca de 100 kilos entre los dos y que aterrizaron en la capi cargados de presión y responsabilidad. Vinicius y Rodrygo, los dos brasileños, el primero marcó un golazo por toda la escuadra con uno de esos disparos que se hacen pulsando RT y hasta le salieron las lágrimas de la emoción con tan fantástico gol. El segundo emuló al bicho marcando un gol nada más salir al terreno de juego en el que mostró un gran control, una potente arrancada, regate y una magnífica definición. Rodrygo se convierte con ese golazo en el primer futbolista nacido en el siglo XXI que marca gol para el Real Madrid. A unos días del derbi contra el Atleti, los blancos duermen felices y contentos después de su discreto comienzo y el horrible estreno en Champions, y el doctor Zidane ya maneja por arriba su nave Enterprise.

Otro chaval que sigue creciendo en cada partido es Martin Odegaard (ya van semanas que lo decimos), que tiene cosas de Laudrup, tiene cosas de Bergkamp y ¡cuidado! Tiene cosas de Messi, su visión de juego es sobrenatural, y va a ser sin duda uno de los grandes de la próxima década. De momento ahí está con su Real Sociedad, en el segundo puesto. Los txuri-urdin disfrutaron con la victoria de su equipo por 3-0 ante el Alavés, y tanto disfrutaron del equipo como de su nuevo estadio, pues hay que ver como ha mejorado el ambiente en Anoeta una vez se ha convertido en un estadio de fútbol. 

El Atlético de Madrid se sitúa tercero empatado a puntos con la Real, los del Cholo sumaron los tres puntos, con la sonrisa de su joven estrella Joao Félix y la del viejo Diego Costa curtido en mil batallas. El sábado se avecina un derbi espectacular, con el morbo del 7-3 de pretemporada a favor de los colchoneros.

Y el Athletic perdió el liderato en Butarque, al no poder vencer a un Leganés que todavía no conoce la victoria, en un partido de los que se llevan ahora, gol de penalti de uno y gol de falta del otro, al final empate a uno. 

También empataron a uno Celta y Espanyol y Valladolid y Granada; tuvo ocasiones para sentenciar el Espanyol en Balaídos, pero en el fútbol cuando tienes tanto miedo a ganar como a perder, normalmente terminas empatando, y Santi Mina logró en el descuento el gol que ponía las tablas en el marcador. Y pudo vencer de nuevo el revolucionario Granada en Pucela, pero ahí estaba el VAR para recordar al colegiado aquello del fuera de juego posicional en un disparo a portería. 

Donde el VAR tuvo más protagonismo fue en Mestalla, con ese partido loco disputado entre Valencia y Villarreal que terminó 3-3 y marcó gol otro niño que dará que hablar, Kang-in Lee, que se convierte en el futbolista extranjero más joven en marcar y en el primer jugador asiático que anota con el Valencia en partido oficial. Pero a pesar del gol histórico del surcoreano, el partido también pasará a la memoria de muchos por esa mano sobre la línea de Marc Cucurella Saseta que los del VAR parece que no quisieron ver, ¡ay la maneta de Cucurella Saseta!

El Barça por fin jugó con Messi de titular, y este a los 6 minutos ya le había puesto un balón en la cabeza a Griezmann para abrir el marcador, después Arthur marcó a lo Ronald Koeman, y luego Leo se volvió a lesionar y se desvaneció la alegría del Barça que incluso se asustó con el gol del inmortal Cazorla, pero que tuvo en Ansu Fati y sus regates de ensueño motivos para volver a sonreir. 

En Ipurúa el Eibar realizó una remontada épica, de esas que recuerdan los aficionados toda la vida, ante un Sevilla de Lopetegui que se desinfla. Del golazo de José Angel que significaba el 3-2 final seguro que hablan las páginas nostálgicas en Facebook dentro de veinte años. En el Villamarín el Betis remontó al Levante y consiguió una importante victoria por 3-1 con festival de otro niño, Joaquín, porque el veterano futbolista bético no es que esté en su segunda juventud, sino que sigue jugando como cuando era un crío y eso que ya jugaba mundiales mientras Vinicius, Rodrygo, Odegaard, Joao Félix, Kang-in Lee o Ansu Fati todavía iban con pañales. El del Puerto de Santa María sigue desbordando, sigue siendo un puñal en la banda y sigue asistiendo como siempre, maldito Pisha Peter Pan, no pasan para él los años. 

Niños, veteranos y Marc Cucurella Saseta que siempre está ahí por lo que sea son los protagonistas de una jornada entre semana que llega y se va casi sin que uno se entere. Y por cierto, en la que se ha puesto fecha y horario para el próximo Barça-Madrid, que se jugará el sábado 26 de octubre a las 13h, un horario infame, con un gran número de niños jugando sus partidos de fútbol base, sin que nuestro futuro pueda gozar de ver a las principales figuras de este producto Liga que Tebas vende por el mundo, no le importa, pero es lamentable. No a estos horarios, ni un Barça-Madrid ni ningún partido de Primera a la hora del fútbol base, dejemos que sonrían los niños. 


Collage hecho con mucha prisa, técnica mixta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s