Fútbol, birras… ¡y nada más!

Ese que va al bar y siempre vuelve rebuznando, ese calvo detrás del linier, ese que no para de agitar la bandera ¡nada más!… este sol que no brilla o esta tristeza perenne la mía, que me empujan de nuevo a la inhóspita Energía, como hace 15 días, cuando vibré con un partido antológico en su trozo de cemento. Y así sigo, de Gracia a … Continúa leyendo Fútbol, birras… ¡y nada más!