J13: Cara de culo

Llegó, vio y venció; bueno no venció, pero el vasco Aguirre, flamante técnico del Leganés (ya se fue Cembranos), sacó un empate de oro en Anoeta que valió para quitarle dos puntos a la Real Sociedad y dejar a los dos grandes de nuestro fútbol colíderes de la Liga más igualada de los últimos años. Buena reaparición de un técnico que echábamos de menos en nuestra competición por su carácter campechano y porque nunca defrauda en las ruedas de prensa: “Durante la semana los tres atacantes trabajaron muy bien y estaban con cara de culo en el banquillo. Por eso les les metí a jugar”.

Declaraciones que recuerdan al gran Udo Lattek, que aseguraba hacer las alineaciones según la cara de sus futbolistas en el vestuario. El técnico alemán, uno de los más exitosos de la historia, enfrentaba su mirada a la de los futbolistas y decía “tú, juegas”, “tú, no juegas”. Y es que el fútbol moderno puede ser muy físico, muy técnico, algo tecnológico y exageradamente táctico, pero sigue siendo tremendamente importante el factor psicológico, y en ese terreno pocos están al nivel del mexicano. 

El partido de Anoeta se jugó bajo la lluvia, como se juegan últimamente los partidos en ese renovado estadio cuya atmósfera se parece más a la del viejo Atotxa. Comenzaron ganando los txuri-urdines, que se dejaron el blanquiazul en el vestuario para lucir una camiseta única que homenajea tan bonito estadio. Una camiseta con diferentes tonos azules, claros y oscuros, casi negros, y que sería mucho más bonita si no tuviera el escudo monocolor, cosas del fútbol contemporáneo. Para nuestro gusto, el escudo de la Real Sociedad es de los más bonitos que hay, un balón, una bandera y la corona de Real, nada más, el triunfo de una sencillez que luce mucho más con sus colores originales. 

En-Nesyri, atacante del Lega, fue el encargado de anotar el gol del empate, con reprimenda del vasco, que no entiende como ese gol no se celebró. Hace falta motivarse En-Nesyri, la afición pepinera necesita que celebréis cada gol con énfasis, porque solo llevamos 13 jornadas, y sí se puede, se empieza por poner mejor cara.

El empate de la Real deja a los dos grandes compartiendo liderato a pesar de haber disputado un partido menos; el Real Madrid se exhibió en el difícil Ipurúa, y si el joven Rodrygo fue el protagonista en la goleada del pasado miércoles en Champions, esta vez fue el “veterano” Benzema el que volvió a liderar a los suyos, bien custodiado por un excelente Hazard, y los blancos son felices tras una semana que comenzó con mal sabor por el empate ante el Betis en la pasada jornada y que ha terminado con la alegría del 10-0 que constatan las goleadas por 6-0 a Galatasaray y por 0-4 al Eibar. El Madrid ya carbura, Zidane tiene buena cara, pero cuidado, hay parón de selecciones de nuevo, y eso siempre trastoca los planes a los grandes. 

El Barcelona ganó 4-1 al Celta de los García Junyent, en un partido marcado por los golazos de falta. Un golazo de Olaza de golpe franco empató el gol de Messi de penalti, y el propio Leo volvió a demostrar su habilidad lanzando libres directos para anotar el segundo y el tercero, como si jugara en una liga de benjamines; algún día se retirará el enano, y estaremos horas y horas visionando los golazos de falta que marcó durante su carrera, de momento, seguimos disfrutándolo, y Leo sigue siendo el único aliciente por el que merece ver los 90 minutos que dura un partido del Barcelona de Valverde

Persiguen a los dos grandes el Atlético de Madrid y el Sevilla, los del Cholo se reencontraron con la victoria al vencer por 3-1 al Espanyol. Sufrió el Atleti como siempre, perdió el Espanyol como casi siempre, y destacó de nuevo el delantero Morata, que lleva ya 6 partidos consecutivos anotando. Está hecho un tanque el chaval, una auténtica bestia. Y el Sevilla se llevó el derbi ante el Betis, con goles de un gran Lucas Ocampos y de Luuk De Jong, ambos son apuestas de Monchi, y el ex-portero saca pecho, el Sevilla quiere volver a hacer temporadón, y va camino de ello. 

El Betis por su parte continua su calvario, y Joaquín su trayectoria, el capitán bético es el quinto futbolista con más partidos en Liga de la historia, solo anda por detrás de Paco Buyo, Eusebio Sacristán, Raúl González y Andoni Zubizarreta, es el que más partidos ha jugado de los que están en activo, pero anoche consiguió un récord difícil de interpretar, ya ha igualado al mítico portero Esnaola como el futbolista que más partidos ha perdido en la historia de La Liga. Vaya cara se le habrá quedado al bueno de Joaquín, que sigue batallando como si fuera un chaval, y que será clave para que este Betis salga de los puestos bajos de la clasificación.

El Athletic vuelve a puestos europeos tras su remontada en casa al Levante. Un Levante que venía de vencer a la Real Sociedad y al Barcelona, y que tiene en la portería a su mejor hombre, Aitor Fernández, que volvió a mostrarse excelso en Bilbao, pero un gran Ander Capa se vistió de superhéroe para derribar el muro con un golazo al borde del final. Le pegó con todo el de Portugalete, como debe ser. 

También el Valencia sigue ascendiendo posiciones, esta vez ganó al difícil Granada, con una muy buena actuación de Ferran Torres, un chaval de 19 años que está llamado a marcar época en Mestalla, su gol fue una auténtica obra de arte que bien mereciera salir en la letra de alguna canción de Los Planetas. 

Con Granada, Athletic y Valencia, queda empatado el Getafe, otro perseguidor de Europa que empató en casa ante un equipo revelación, Osasuna, en un partido que terminó 0-0 y con los entrenadores Arrasate y Bordalás en plan Menotti-Bilardo, en plan y tú más. En este partido no destacamos más que esa lucha de personajes, pero como nos hubiera gustado que Marc Cucurella Saseta y Aridane Hernández Umpiérrez se hubieran fotografiado a lo Breitner y Keegan en la Bundesliga setentera, mostrando rizos y estilo, en una legendaria foto que significó la imagen de Odio el Fútbol Moderno en nuestros primeros años de vida.

El Villarreal cayó en Mallorca y pierde tres posiciones, en lo que fue el partido de los penaltis. Día raro en Palma, había llovido y no había nadie ni en el cajón de detrás de la portería ni en el chill-out, y el joven Kubo, toda una promesa que juega en Mallorca cedido por el Real Madrid, dio sentido y color al fútbol con un golazo soberbio. Se le quedó buena cara al japonés y a los aficionados del Mallorca que cogen aire con este triunfo. 

Como buena cara mostró el Deportivo Alavés, que ganó 3-0 al Real Valladolid, en un partido en el que volvió anotar Lucas Pérez, que lleva ya 7 partidos consecutivos anotando (más aún que Morata), y está contribuyendo con sus actuaciones a que el conjunto babazorro salga de los puestos bajos de la tabla, y de paso, a que la gente se pelee en el Comunio por su fichaje, pues ya parece estar al nivel de aquel tremendo Lucas del Depor. 

Por cierto, pobre Depor, quién te ha visto y quién te ve, hundido en Segunda con tan solo una victoria en 15 partidos, acercándose al pozo de la Segunda B, todavía hay tiempo para remediarlo, todavía hay tiempo para que se vaya esa cara de, de… de perro, de pedo, o como diría el vasco, ¿de culo?


Dibujos e imágenes sobre libreta chunga, técnica mixta, arte de ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s