Hans-Dieter Flick

Anuncios

«Mañana el Bayern no juega contra un equipo de la Bundesliga, lo hacen contra el Barça» dijo un futbolista moderno que a pocos días de un partido crucial de Champions se dedicó a grabar videos completamente borracho. Ayer el Bayern jugó contra el Barça y la goleada fue de escándalo, 8-2, y tras la derrota europea más vergonzosa de la historia el Barça es hoy un meme y el futbolista ese un bocachancla. Se avecina tormenta en can Barça tras tremenda borrachera de goles.

Una apisonadora fue el Bayern de Munich y mucho mérito el de Hans-Dieter Flick, que se hizo cargo del equipo en noviembre, cuando la cosa no pintaba bien (cuartos en la Bundesliga), y que ha pasado de ser considerado un interino a liderar el vestuario de un equipo que pasa por encima de cualquier rival, sus registros son una locura. Muchos desconocíamos la pizarra de Flick, pero este tipo ya fue el estratega de la Alemania campeona del mundo en 2014, cuando trabajaba como asistente de Löw, sí, aquella Alemania que le endosó la derrota más vergonzosa de la historia a Brasil, aquel inolvidable 1-7. Al termino del campeonato, Hansi Flick decidió renunciar al puesto de asistente, y seis años después está haciendo historia con el Bayern de Munich.

Al gigante bávaro lo conocía bien, pues aunque nadie recuerde su bigote jugó allí de centrocampista entre el 85 y el 90. Antes, había jugado en el modesto Sandhausen desde donde solía ir convocado a las inferiores de la selección alemana. En 1990, con más de 100 partidos disputados con la camiseta del Bayern, fichó por el Colonia, donde jugaría tres temporadas. Finalmente dejaría el fútbol profesional con 28 años para hacer carrera como técnico.

Desde el humilde FC Victoria Bammental, donde comenzó ejerciendo de entrenador-jugador hasta la selección alemana y el Bayern, pasando por Hoffenheim y Red Bull Salzburg como asistente. Una carrera ascendente que pasa ahora por su mejor momento. Parece que lo mejor está por llegar, y que hay entrenador para rato. Se habla en el campo.