Sonny Anderson

Anuncios

Debuta el Barça de Koeman en esta moderna Liga y lo hace recibiendo al Villarreal. Con motivo de este partido vamos a recordar a un excelente delantero que militó en ambos equipos y que podríamos admitir que es uno de los grandes infravalorados que han vestido de azulgrana, el brasileño Sonny Anderson, que recientemente ha cumplido 50 años.

«El Pistolero» era un delantero muy completo, veloz, con buen juego de pies y una capacidad enorme para encontrar el remate a puerta. Con gran olfato goleador destacó en Vasco da Gama y Guaraní, y en 1992 fichó por un club suizo, el Servette, donde se hincharía a marcar goles. En enero de 1994 fichó por el Olympique de Marsella ya que Bernard Tapie lo veía el delantero ideal para reforzar su club campeón de Europa. Pero todo se torció cuando los escándalos del club francés salieron a la luz, y a final de aquella temporada, pese a conseguir unos registros espectaculares de casi gol por partido en el OM, tuvo que salir a buscarse la vida a otro club francés, el Mónaco.

En el campeonato francés demostró ser uno de los mejores delanteros del momento, anotando goles, convirtiéndose en máximo goleador de la Ligue 1 y llevando al Mónaco a ser campeón de Francia en la 96/97. Además, se convirtió en un referente para sus compañeros David Trezeguet y Thierry Henry. En 1997, el Barcelona buscaba un delantero de élite que hiciera olvidar al brasileño Ronaldo Nazairo, sonó Gabriel Batistuta, pero al final el club catalán apostó por Sonny Anderson, que llegaba a Barcelona con una misión muy difícil de realizar y con la losa de haber costado 3.000 millones de las antiguas pesetas.

21 goles en 56 partidos fue su registro como delantero azulgrana, cualidades para triunfar tenía, pero la llegada de Patrick Kluivert en 1998 lo dejó en un segundo plano, y volvió de nuevo al fútbol francés, esta vez para jugar en el Olympique de Lyon. En la Ligue 1 volvió a brillar, volvió a ser campeón y volvió a sumar registros de crack mundial, convirtiéndose en leyenda del OL. En 2003, ya con 33 años, Sonny fichó por el Villarreal, y volvió a sacar las pistolas en cada gol que marcaba en el Madrigal. Tuvo un muy buen año antes de salir a Qatar, donde se retiraría finalmente en 2006.

Con la selección de Brasil apenas disputó 6 partidos y anotó un gol, allí siempre estuvo a la sombra de grandes delanteros como Romario, Bebeto, Ronaldo o Elber.

Cromo Ediciones Este Sonny Anderson