Olvídate de Roberto Baggio

Guillermo Martínez

Nos situamos en 1996 o 1997. Yo no había soplado todavía las 9 velas de la tarta. La temporada anterior el Milan había ganado la Serie A. Esa temporada 96/97 no estaba siendo buena para el Milan, pero un primo segundo mío se paseaba orgulloso por el patio del colegio con su camiseta rossonera de Roberto Baggio. Me hablaba de lo grandioso que era el Milan, de los títulos que recientemente había conquistado. Mi primo segundo era unos 4 años mayor y si él decía que el Milan es el mejor, no había duda que lo era.

Al tiempo, mi padre y mi madre acabaron acompañándome a una tienda donde vendían camisetas no oficiales del Milan, pero no había de Roberto Baggio. Sólo estaba la de un tal Maldini. «¿Y éste quién es?», pensé yo. Aún así me compraron la camiseta. Cuando volví al colegio el lunes la estrené. Me dirigí a primo segundo para que la viese y comentarle que llevaba esa porque no había de Baggio en la tienda. «Olvídate de Roberto Baggio. Maldini es el mejor», me dijo. Aquello me hizo quedarme totalmente satisfecho con la camiseta. De lo que no era consciente él en aquel momento es de cuanta verdad había en aquella frase.

Si mi primo segundo hubiese sido aficionado a otro equipo menos exitoso, probablemente hubiese olvidado aquella camiseta pronto, así como mi interés por el Milan, pero no fue así. Vi aquel golazo de Weah por Canal + que dio la vuelta al mundo. Pude confirmar por el teletexto que el Milan ganó la Serie A en 1999. Unos años más tarde llegó al banquillo Ancelotti y disfruté de enormes jugadores, juego vistoso y muchos títulos. Y allí estuvo siempre Paolo Maldini. Debutó antes de que yo naciese y cuando ya llevaba un par de años estudiando en la facultad todavía seguía jugando en el Milan.

Recordar todos los éxitos deportivos de Maldini, tanto individuales como colectivos, haría de esto un relato largo. Maldini fue un futbolista que honró y engrandeció este deporte como pocos otros. Cualquiera puede decir con la boca bien grande que Maldini es uno de sus futbolistas favoritos y saber que el resto del mundo seguramente lo aplauda. Probablemente es el mejor defensa de la historia del fútbol.

El AC Milan es Paolo Maldini. Paolo Maldini es el AC Milan.