Walter Gustavo Silvani Ríos

Hoy llegan los Reyes, y como marca nuestra tradición, vamos a hacer un regalo a la afición de la extinta Unión Deportiva Salamanca que, una noche como la de hoy de hace ya más de veinte años, disfrutó al ganar a todo un Barça con enorme remontada en los últimos minutos, e hizo enloquecer de alegría al Helmántico que celebró aquel 5 de enero de 1998 una gran victoria por 4-3.

Uno de los destacados fue sin duda «el Cuqui» Silvani, delantero argentino de muy buena planta que certificó la remontada salmantina aquella mágica noche. Era un delantero muy peligroso en el área, buen rematador, y especialista en marcar goles decisivos. Había jugado en River Plate y en U de Chile cuando llegó en el mercado invernal de 1996 a la Liga, para intentar con sus goles salvar al Extremadura del descenso. No lo consiguió, pero su buen olfato para el gol propició su fichaje por la Unión. 

En Salamanca tuvo altibajos pero siempre será recordado por aquel gol al Barça y por una caída que sufrió en el foso del Luis Sitjar. En 2001 fichó por el Pachuca mexicano, y después de jugar en los Emiratos Árabes volvió a su país donde jugó para Newell´s y para Estudiantes de la Plata.  Se retiró finalmente en el Liverpool de Uruguay en 2005.

Inolvidable aquella noche de Reyes, inolvidable «el cucurucho» e inolvidable la Unión Deportiva Salamanca.

Cromo Silvani Ediciones Este