Angelo Peruzzi

Hoy hay un Lazio-Roma. Pocos futbolistas han osado defender el escudo de ambas escuadras. Uno de ellos, es Angelo Peruzzi, al que muchos recuerdan levantando la Copa de Europa con la Juventus.

Era un portero de poca estatura, pero con muy buena colocación y con unas manaos fuertes con las que bloqueaba cualquier balón. Se formó en la Roma, y tras una cesión al Hellas Verona y un suspenso por dopaje, llegó a la portería de la Juventus de Turín para quitarle el puesto a un mítico como Tacconi. Con la Juve tuvo una época dorada durante la década de los 90 en que lo ganó absolutamente todo. Después, en el 99 fichó por el Inter de Milán y en el 2000 llegó a la Lazio, donde permanecería defendiendo el marco hasta su retiro en 2007.

Se negó a ir al mundial 2002 como tercer portero alegando que «las mascotas del Mundial ya han sido escogidas». Sin embargo fue suplente de Buffon en el mundial de 2006, donde los italianos se proclamarían campeones. Y es que menuda escuela de porteros la italiana, el mismo Buffon declaró:

«Es una lástima que no haya podido jugar un mundial como titular y creo que lo merecía. De vez en cuando pensaba que tener en el banco un portero con la calidad, humana y técnica de Peruzzi era un desperdicio».

Mítico Peruzzi, que empezó su carrera en la Roma y se retiró en la Lazio.

Cromo PAnini Peruzzi en la Roma