Jerrel Floyd Hasselbaink

Vuelve la Copa de Europa y hoy se juega un interesante Atlético de Madrid-Chelsea. Varios jugadores modernos han cambiado Madrid por Londres y Londres por Madrid en los últimos tiempos, pero que bien le vendría a Simeone un poderoso delantero holandés (natural de Surinam) conocido como «Jimmy Floyd» que goleó sin piedad para los dos equipos hace ya unas décadas.

Una temporada vistió de rojiblanco Hasselbaink, en la que rindió a un magnífico nivel, demostrando que tenía cualidades de crack mundial y consagrándose con 24 goles en 34 partidos de Liga, como uno de los mejores delanteros en aquel momento, el del cambio de milenio.
Era fuerte y potente, muy intenso, y hacía temblar a los rivales con sus controles orientados que anticipaban un disparo duro y certero contra el que poco se podía hacer. Hasselbaink cumplió, dejó para el recuerdo partidos como el del Bernabéu, pero paradójicamente aquel Atleti sufrió una crisis de resultados que lo condenó al infierno de Segunda División pese a contar con muchos nombres de calidad. Aquella temporada también marcó en la final de Copa que los colchoneros perdieron contra el Espanyol. 
Tras aquel desgraciado año el delantero fichó por el Chelsea, antes ya había goleado par Leeds United, Boavista, Campomaiorense y AZ Alkmaar.  En el Chelsea siguió mostrando el nivel con el que había maravillado en España, siguió enchufando goles espectaculares y consiguiendo buenos registros y fue bota de oro de la Premier League en la temporada 2000/2001. Tras cuatro buenas temporadas fichó por el Middlesbrough donde continuó perforando redes. En 2006 fichó por el Charlton Athletic, y se retiró dos años después en Cardiff City.

A cualquier equipo le gustaría tener un Jimmy Floyd ahí delante, ya no hay casi «romperedes» como este.

Cromo Hasselbaink Atlético Madrid