Darko Kovacevic

Lunes de marzo y se juega un partido que ya es un clásico de nuestro campeonato, un Real Madrid-Real Sociedad. Hay bastantes jugadores que vistieron ambas camisetas durante su carrera, desde el gran portero Arquistain, pasando por currantes como Lasa, y los más modernos Illarra, Odriozola y o Theo. Y también hay un futbolista que siendo txuri-urdin se ofreció al Real Madrid en un reportaje de AS en 1999: «Lorenzo, fíchame. Te prometo 30 goles por temporada. El Real Madrid siempre fue mi sueño«, declaraba el serbio Darko Kovacevic que posaba con la camiseta Teka del Madrid en la playa de Ondarreta. Pese al ofrecimiento, Lorenzo Sanz no fichó al delantero de la Real, que tuvo que apechugar con lo sucedido y terminó fichando por la Juventus de Turín.

Darko era un delantero de los de antes, de mucha envergadura, excelente rematador, intenso, siete veces más fuerte que tú, veloz, y siempre estaba de buen humor. En su país jugó en el Proleter y en el Estrella Roja, en 1996 tuvo un breve paso por el Sheffield Wednesday inglés y ese mismo año lo fichó la Real Sociedad, equipo que en aquellos tiempos se fijaba mucho en los futbolistas cuyo nombre empezara con K.
Con sus goles y su carisma, no tardó en conquistar el corazón de la afición txuri-urdin, donde jugó a un nivel sensacional.
En Italia no le fue tan bien, no se afianzó ni en la Juventus ni en la Lazio y volvió pronto a Donosti, para disfrutar de otra gran segunda etapa en la Real Sociedad, que casi ganó la Liga con los goles de la dupla que formaban Nihat y Kovacevic.
En 2007 se fue a jugar al Olympiakos griego. Allí se enamoró de de Atenas, tanto que cuando le diagnosticaron los problemas cardiovasculares que motivaron su retirada, se quedó allí a vivir y continuó ligado al club de el Pireo como scouting. A principios del año 2020 Darko Kovacevic, sobrevivió a un asalto con disparos donde se tuvo que hacer el muerto para lograr salvar su pellejo. Los problemas cardíacos que sufre Darko provocaron su ingreso en el hospital, por precaución.

Un crack Darko, que se motivaba en partidos como el de hoy ante el Real Madrid, que goleaba y además divertía, y que dejó anécdotas en nuestro fútbol como aquel con Luis Aragonés, que le llamaba feo o al revés. Ídolo.

Cromo Darko Kovacevic Real Sociedad Ediciones Este