Josef Heynckes

Hay «derbi de Borussias», o sea, de «Prusias», un choque hoy en día igualado entre dos equipos que disputan la máxima competición continental, pero en 1978 el marcador terminó con un 12-0 a favor del Gladbach que pasó a la historia como una de las mayores goleadas de la Bundesliga. Un resultado de escándalo en el que mucho tuvo que ver un delantero demoledor, Jupp Heynckes, que al minuto de juego ya había perforado la portería del Dortmund y tuvo tiempo de hacerlo en cuatro ocasiones más.

Jupp es uno de esos tíos que cuando entran en tensión sus colores aumentan y se encienden como una bombilla, y con su cara roja como un tomate rompió las redes en la Bundesliga y por toda Europa infinitas veces. Su remate y su definición le convirtieron en uno de los delanteros más prolíficos del fútbol europeo en los años 70. En la final de la UEFA del 75, ante el Twente, a doble partido como se jugaban aquellas finales, marcó 3 goles que ayudaron a conseguir el primer torneo europeo al conjunto alemán.
Como entrenador lo recordamos por entrenar entre otros al Athletic Club (al que clasificó a la UEFA cuando esto era algo muy difícil) al Tenerife (al que llevó hasta las semis de la UEFA) al Real Madrid al que llevó a la gloria europea después de 32 años y al Bayern de Munich con el que conquistó un triplete histórico humillando por el camino al Barça, rival hoy del Borussia de sus amores.
Curiosamente tras conquistar la gloria con el Real Madrid y el Bayern de Munich fue desplazado de su cargo, y es que en el fútbol hay muchas cosas que no tienen explicación.

Cromo Panini Josef Heynckes WC 94