Walter Gerardo Pandiani Urquiza

Y cuando estaba todo perdido apareció el rifle en forma de última bala para remontar un 0-3 adverso en una de las noches más recordadas en Riazor, hace ya 20 años de aquel Deportivo 4-3 PSG, de aquella exhibición de un delantero con carácter y gol, el uruguayo Walter Pandiani.

Walter Pandiani había fichado un año antes por el club gallego, procedente de Peñarol (hincha de Peñarol como estado sentimental para toda la vida) y no tardó en demostrar sus buenas maneras en el juego aéreo. Era un especialista dentro del área, un enorme rematador que además no daba nunca un balón por perdido y que sudaba la camiseta. Tuvo buenos años en el Depor, aunque salió cedido al Mallorca y al Birmingham City cuando tuvo momentos difíciles con los técnicos. Tenía mucho carácter el Rifle, que no se achantaba nunca “¿Cuánto cobras?”, le dijo un futbolista moderno y prepotente, a lo que Pandiani le respondió “No sé, pero gano los mismos títulos que tú últimamente”. 

También jugó en Osasuna, Espanyol, Villarreal y en equipos más modestos como el Atlético Baleares (donde coincidió con su hijo Nico), el Miramar Misiones de su país y finalmente se retiró en 2016 en el Lausanne Sport suizo. Marcó goles hasta hace cuatro días y se convirtió en uno de los uruguayos más goleadores de nuestro campeonato. 

Yo para ser feliz quiero un camión, que gran noche la de Walter hace ya 20 años.

Cromo Pandiani Depor Ediciones Este