Cristóbal Parralo Aguilera

Un Barça hipermotivado buscará esta noche algo más que un milagro en París para no ser eliminado de la Copa de Europa. Parece que no tiene opciones de remontar ante el subcampeón de la pasada campaña, pero los futbolistas que han militado en ambos clubes saben que todo es posible cuando el club catalán y el francés se ven las caras en competición continental. Desde Cristóbal a Neymar, Sorines, Dutrueles, Dehues, Artetas o Ronaldinhos, muchos futbolistas ilustres saben lo que es defender la camiseta de los clubes que hoy se enfrentan y que pueden ofrecer otra noche grande al fútbol. Recordemos al primero de todos ellos, Cristóbal Parralo.

Cristóbal nació en Priego de Córdoba, pero se formó en La Masía del F.C. Barcelona. De la mano de Terry Venables debutó en el primer equipo azulgrana en 1987. Era un defensa intenso, un lateral que iba fenomenal al corte y que no dejaba pasar una, además de conducir el balón de manera sobresaliente. Un lateral con oficio, vamos. 

En busca de minutos salió cedido al Real Oviedo primero y al Logroñés después, y sus notables actuaciones valieron para que Johan Cruyff contara con él para la temporada 91-92, año en que el Barça consiguió un doblete histórico, Liga y Copa de Europa, aunque nuestro protagonista no pudo quitarle el puesto a Albert Ferrer, y en busca de más protagonismo volvió de nuevo a Oviedo. 

Demostró buenas maneras subiendo y bajando la banda del Carlos Tartiere durante tres temporadas y llegó a serinternacional, hasta que en 1995 fichó por el Espanyol. En el club perico siguió rindiendo a buen nivel, y estuvo en el equipo que ganó la Copa del 2000. En el Espanyol coincidió con Mauricio Pochettino, del que se hizo colega, y el argentino fue quien le convenció para colgar las botas en el PSG, donde se retiró en 2003 tras jugar dos temporadas en Francia.

Una vez retirado, pasó por los despachos del Espanyol como director deportivo, estuvo de ayudante de Luis Fernández y de Camacho en el Benfica y como técnico debutó con la Peña Santa Eulalia de Ibiza. Estuvo en el Girona y destacó después su labor con el juvenil A de la Damm, y tras pasar por Fabril, Deportivo de la Coruña y Alcorcón fichó por un Racing de Santander en apuros y desde hace unas semanas se sienta en el banquillo del Racing de Ferrol. Suponemos que desde Galicia verá el partido de esta noche y dirá «yo he jugado para estos dos».

Cromo Cristóbal Parralo Barcelona Ediciones Este