Maurizio Ganz

Atalanta buscará goles en Madrid, y eso es lo que aportaba al equipo de la Diosa en los años 90 Maurizio Ganz, pistolero de la época de los pistoleros, casi siempre custodiado por su fiel compañero Carlo Perrone.

«Perrone, Perrone, Ganz» cuántas veces se entonó en las retransmisiones del calcio esta entradilla antes de que el esférico acabara en las redes de una portería de Bergamo. Y es que Maurizio Ganz no solía fallar.

Delantero determinante, eléctrico, también oportunista, y con una definición fácil pero letal, su remate de primeras o su control orientado+chut causó temor en el fútbol italiano. Pasó por Sampdoria, Monza, Parma y Brescia antes de enfundarse la azul y negra del Atalanta en 1992. Allí estuvo aprovechando los pases de su amigo Perrone hasta que en 1995 cambió de equipo pero no de colores al fichar por el Inter de Milan. A pesar de jugar en un grande, Ganz continuó anotando buenos goles, algunos recordados por ser increíblemente rápidos, pues se le recuerda alguno que otro anotado durante el primer minuto de juego, eso es salir enchufado. A pesar de sus buenos registros en el Inter, fue increíblemente cedido a su rival, el Milan, en diciembre de 1997, cuando futbolistas de la talla de Iván Zamorano o Ronaldo ya habían aterrizado en el club lombardo. Pocos días después de su pase al club rossoneri, Ganz fue protagonista en el recordado 5-0 que el Milan le endosó al Inter en la ida de los cuartos de la Copa de Italia. Y es que Maurizio elegía bien el momento para marcar, a pesar de no ser titular en el Milan, sus goles fueron decisivos para la conquista del scudetto de la mano de Alberto Zaccheroni. Al Inter las transacciones le salían siempre bien en los 90.

Su deseo de jugar de titular provocó una nueva cesión al Venecia y posteriormente la vuelta a Bergamo, pero en su segunda etapa en Atalanta no se mostró tan letal como en la primera. Siguió jugando hasta 2007 en equipos menores, siempre aportando goles. Hoy le vendría bien a su ex-equipo, un delantero que salga con el gol entre ceja y ceja desde el segundo uno.

Maurizio Ganz Panini Atalanta