Michael John Robinson

Se cumple un año del adiós de Michael Robinson, uno de los rostros más simpáticos que han aparecido en nuestras televisiones, y un excelente comunicador que marcó a toda una generación. 

Apasionado del fútbol, jugó como delantero en el Preston, Manchester City, Brighton & Hove Albion, Liverpool, QPR y en verano de 1987 llegó a Osasuna junto a su amigo Sammy Lee.
Era un delantero fuerte, que jugó como internacional con la República de Irlanda en 24 ocasiones. 

A pesar de tener un buen palmarés y ganar la Copa de Europa en 1984, nadie podía imaginar que sus mayores éxitos vendrían al cambiar las botas por los micrófonos. Tras debutar como comentarista en los partidos del grupo F de Italia 90, Robinson se convirtió en un periodista revolucionario e innovador, mostrando con su estilo único otra manera de ver el fútbol. Con él disfrutábamos los lunes en «El día Después» y en las retransmisiones del Plus. Fue la imagen del PcFútbol, un manager de culto, que arruinó los estudios de millones de futboleros, y además, su Informe Robinson, es de los pocos programas dignos que quedaron por la caja tonta. 

Con un acento y una simpatía que ya son patrimonio del periodismo deportivo de este país, Michael caló muy bien siempre mostrándose de manera natural; y él, que siempre se sintió muy poco inglés, se movió fantásticamente en nuestro fútbol.

Su tono de voz y su acento británico quedará grabado siempre en nuestra memoria pues a pesar de no dominar el idioma a la perfección sabía expresarse perfectamente y tenía un abanico de recursos y un vocabulario tan extenso que ya quisiéramos algunos nacidos aquí. Tenía incluso sus palabras preferidas (como «repipi») y un atrevimiento muy poco inglés, al ponerse bien con un microfono o bien delante de una cámara a hablar una lengua que no era la suya. Un crack, del que recomendamos su libro de anécdotas al cumplir treinta años en España, un libro interesantísimo y en el que uno no puede parar de reír. 

En noviembre de 2018 los administradores de Odio el Fútbol Moderno tuvimos el placer de ser entrevistados por uno de nuestros ídolos, Michael Robinson, en el programa de Carles Francino, en La Ventana de la SER. A penas unas semanas después por los mismos micrófonos se anunció una noticia que nos dejó helados a muchos. Michael Robinson tenía cáncer, uno malo, un melanoma con metástasis del que sabía que no iba a librarse. 
Pero nunca dejó de luchar ni perdió su infinita sonrisa. 

Gracias por tanto… Michael, nunca te olvidaremos.

Cromo Ediciones Este Michael Robinson, Osasuna