José Manuel Esnal Pardo

Tal día como hoy de hace 20 años, el Deportivo Alavés jugó una final de UEFA ante el Liverpool en el Westfalenstadion de Dortmund. Vamos a recordar la trayectoria del que fue su entrenador, el carismático José Manuel Esnal, «Mané».

El de Balmaseda era uno de eso técnicos con estilo, calvo y con un cuidado bigote, muy diferente de los entrenadores actuales. Un entrenador de los de toda la vida, sencillo, cercano y que solía vestir ropa de entrenamiento, o sea chándal.
Empezó a entrenar muy joven, en los 80, al equipo de su pueblo, y entrenaría también al Barakaldo, Sestao Sport y Deportivo Alavés. Era todo un motivador y consiguió hacer del Figueres un gran equipo al que ascendió a Segunda. Después estuvo en el Lleida, y el conjunto ilerdense vivió su mejor época, llegando a jugar en Primera.
Entrenó al Mallorca, al Levante, y en 1997 volvió al Deportivo Alavés y con el glorioso realizó la gesta de llegar a la final de UEFA. 
Formó un equipo bravo, con futbolistas con calidad como Pablo o Jordi Cruyff, con gente comprometida y currante como Téllez, Karmona o Geli, y con Javi Moreno, un delantero hipermotivado, que se convirtió en la referencia en ataque y en el goleador de un equipo que hizo historia. Un equipo que jugaba de tú a tú contra los grandes de Europa, y que eliminó a clubes como Rosenborg, Inter de Milan, Rayo Vallecano o Kaiserslautern antes de jugar una maravillosa final que perdió 5-4 contra el Liverpool. 

Tras su ciclo en el Deportivo Alavés entrenaría al Levante, Athletic Club y Espanyol de Barcelona.
Sus equipos siempre tenían mucho trabajo táctico, desarrollando una gran presión en el centro del campo y cerrándose muy bien en defensa. Todo funcionaba muy bien en el laboratorio de José Manuel Esnal, «Mané», un señor.