Peter Dubovsky

Hoy se juega un España-Eslovaquia y se cumplen 21 años del triste fallecimiento del gran Peter Dubovsky, delantero eslovaco muy querido por la afición del Real Oviedo en la segunda mitad de los 90 y que nos dejó después de un desgraciado accidente en una catarata en Tailandia.

Llegó en 1993 al Real Madrid de Ramón Mendoza con tan solo 21 años, como jugador de futuro y con buenos registros en el Slovan de Bratislava. Su rendimiento en Chamartín no fue el esperado y fichó por el Real Oviedo en 1995. En Asturias se encontró más agusto, y sin la presión de jugar en un grande, demostró su talento. Podía jugar de delantero centro o en el extremo y destacaba por su visión de juego, su regate y su velocidad, además de ser un futbolista técnico con una zurda exquisita.

Fue ídolo del Carlos Tartiere y en el fútbol eslovaco una leyenda y un referente. En el momento de su muerte, aquel 23 de junio del 2000, Dubo tenía 28 años, y estaba en el mejor momento de su carrera. Fue un shock tremendo, pero la afición oviedista siempre lo llevará en sus corazones. Eterno Dubovsky. Desde el cielo no se querrá perder el partido de hoy.

Peter Dubovsky cromo Ediciones Este