Antonio Prats Cervera

Algunos mallorquines se han vestido de celeste, cómo nuestro protagonista de hoy: Toni Prats, portero seguro que además de sobresalir por su agilidad y reflejos tenía un excelente golpeo de balón. Tal condición le valió para convertirse en el primer portero en anotar un gol de libre directo en la historia de Primera División. Anotando de falta nada más y nada menos que en el Bernabeu, batiendo nada más y nada menos que a Casillas, en el año 2000.

Toni Prats, natural de Capdepera, debutó en Liga en el Mallorca a principios de los 90. En 1995 fichó por el Celta de Vigo, donde siguió demostrando el gran guardameta que era. Así que en 1996, el Betis pagó un buen dinero de la época para que el balear pusiera el cerrojo en la portería verdiblanca. Se convirtió en uno de los mejores porteros de España, y fue convocado por Javi Clemente para un partido con el combinado nacional. Partido que muchos recuerdan, porque acabó con derrota ante Chipre y supuso el fin de la era Clemente. Prats no llegó a debutar. En 2005, dejó la portería del Betis y volvió a Mallorca, retirándose finalmente en el Hércules en 2008.

Todo un seguro bajo palos, que ya quisieran tener los dos equipos que hoy se enfrentan. Un portero que hizo historia y que ha seguido ligado al mundo del fútbol entrenando a los chavales de su pueblo, y también como director deportivo del Mallorca, a lo Monchi. Porterazo.

Cromo de Prats en el Celta