Brendan Rodgers

El Leicester City continua haciendo «milagros» en el fútbol moderno. Si en el año 2016 el Leicester City consiguió la hazaña de ganar la Premier League bajo el mando de un zorro de los banquillos llamado Claudio Ranieri, cinco años después, de la mano del norirlandés Brendan Rodgers, el club de los Foxes consigue ganar la FA Cup, otra machada.

«No sabía que para ser un buen jinete primero tenía que haber sido caballo» fue la respuesta de Arrigo Sacchi en su primera rueda de prensa como entrenador del Milan a un joven periodista que dudaba de que alguien que no había llegado a la élite como futbolista pudiera dirigir un equipo de primer nivel. Brendan Rodgers se une a la lista de entrenadores exitosos a los que no se le recuerda vestidos de corto, pero que a base de trabajo y un gran estudio de la metodología dse han hecho un hueco en los vestuarios del fútbol contemporáneo.

La verdad es que Rodgers se vistió de corto, y llegó a fichar por el Reading, pero a los 20 años sufrió una lesión de rodilla que le obligó a dejar los terrenos de juego. Optó entonces por seguir vinculado al fútbol desde el banquillo y, apasionado por el fútbol total, estudió los métodos de la escuela neerlandesa. Entrenó en el Reading y formó parte de la academia del Chelsea F.C en los años en que otro que no fue caballo antes que jinete le enseñó sus métodos, el portugués José Mourinho. Las enseñanzas del portugués dieron un plus fundamental en los conocimientos de Rodgers, y en el año 2008 logró su primer gran contrato como entrenador, en el Watford.

Desde entonces, ha logrado una carrera como entrenador exitosa: con el Swansea logró el mejor porcentaje de victorias de la historia del club en Premier League, lo que le valió fichar por el Liverpool, al que casi hizo campeón con Luis Suárez anotando un montón de goles. En 2016, fichó por el Celtic de Glasgow y allí logró el récord de partidos imbatido en el fútbol escocés, y en el año 2019 llegó al Leicester City, un club que llevaba años viviendo la resaca del año 2016. Ahora, bajo sus órdenes, y tras otro temporadón, vuelve a sentirse campeón, que el fútbol no pare en Leicester, enhorabuena.

Brendan Rodgers hace historia en Leicester City tal y como hizo Claudio Ranieri hace apenas unos años. Que no pare el fútbol en Leicester.