Brian Clough

Tal día como hoy, pero de 1979, y en un fútbol sin tanto magnate, el campeón de la Copa de Europa fue el Nottingham Forest, que a las órdenes de Brian Clough superó en la final al Malmö con un gol de Trevor Francis.

Recordamos a Brian Clough, el mito.

Mientras calzó botas de cuero y tacos, Brian Clough, fue un delantero rompedor con un promedio de goles impresionante, casi un gol por partido (0,916), al marcar 267 goles en 296 partidos en el Middlesbrough y el Sunderland. Llegó a ser internacional con Inglaterra pero colgó las botas a los 29 años por una lesión de ligamento cruzado anterior. Entonces se puso un jersey verde y se sentó en los banquillos.

Fue en el de Notthingam Forest, y junto a su amigo Peter Taylor, donde cosechó sus mayores éxitos, llevando al equipo desde la segunda división a doble Campeón de Europa y entrenando al equipo de las camisetas rojas hasta 1993, o sea 18 temporadas. Directo, polémico, arrogante en ocasiones y recurriendo muchas veces al tan británico humor ácido, este amante del buen fútbol dejó frases para el recuerdo: “Hoy es un día muy triste… para el Leeds United”. Tras ser despedido del Leeds United.

«Si Dios hubiese querido que jugáramos fútbol en las nubes, habría puesto el césped ahí”. Defendiendo siempre el juego raso y limpio, sin pelotazos arriba.

“Si discutiera con un jugador, nos sentaríamos juntos unos veinte minutos, hablaríamos del asunto y al final decidiríamos que yo tengo razón”.

«David Seaman pasa más tiempo mirándose en el espejo que viendo el balón. Así es imposible ser portero”.

“Yo no diría que era el mejor entrenador, pero siempre ocupé el primer puesto”.

El genial Brian Clough, nos dejó en 2004, debido a un cáncer de páncreas. Había sido alcohólico durante la última etapa de su vida. Algunos entrenadores contemporáneos han intentado imitar su estilo inimitable, el primero, el único y el más auténtico fue Brian Clough.

No es mal día para ver la magnífica peli The Damned United,