Daniel Toribio Aquino Antúnez

Qué bonitos eran los goles del “Toro» Aquino, aquel delantero argentino que jugó en Betis y Rayo y también dejó buen recuerdo en Murcia, Mérida o Albacete.

El «Toro» Aquino era un delantero bravo, fuerte y peleón, muy difícil de derribar y que poseía un sensacional disparo de trallón. Tras petarlo en Banfield, llegó junto a su compatriota Juan Ramón Comas al Real Murcia en 1989 y, juntos, casi lograron ascender al club pimentonero a Primera. Él ascendió de categoría al fichar por el Albacete en la época del famoso Queso Mecánico, y volvió a Segunda un año después para jugar con el Mérida y después con el Betis. En ambos equipos fue fue Pichichi de Segunda.

Jugó después en el Rayo Vallecano y volvió a Albacete y a Murcia, quedándose en la región, para dar sus últimos zurdazos al balón en el Lorca y en Relesa Las Palas, donde se retiró en 2002. Ha sido entrenador de las inferiores del Real Murcia, del Muleño, del Zakynthos FC griego y del Lorca B. Sigue estando más fuerte que una roca, “¡Dios es argentino: Daniel Toribio Aquino!”.

Cromo Daniel Toribio Aquino