David Vidal Tomé

El cromo es sencillo, David Vidal en un cromo del Logroñés y con Etrusco incluido.

David Vidal fue un aguerrido y férreo defensa que no pasó de jugar en la Segunda División, jugando para Deportivo de la Coruña y para el Cádiz. En el club gaditano debutó en los banquillos, en 1982, y desde entonces dio incontables muestras de lo que significa vivir el fútbol con pasión. Con mayor o menor suerte ha entrenado a un montón de equipos modestos (preferimos que los recordéis vosotros en los comentarios), y ha dejado frases que han calado en los aficionados a este deporte.

«Cómo pueden decir que Mourinho es un buen entrenador. ¡Si sólo trabaja con futbolistas de 40 o 50 millones!»

«Mágico González fumaba. Y un día le dije: ‘Jorge, si no le das más de 20 toques a un paquete de tabaco, lo dejas, y si no, te dejaré yo en paz’. Le dio más de 20 toques y yo me tuve que dar media vuelta e irme».

Este entrenador apasionado, cercano e intenso, siempre ha sido un gran motivador, encontrando la palabra exacta para que el futbolista se levante. Un entrenador de esos que te miran a los ojos y te pones a trabajar. Un señor al que siempre se le encargó la difícil tarea de remontar equipos que pasan por dificultades.

«Siempre me llaman cuando echan a dos. Ya podrían haberme llamado en pretemporada, ya que tengo un gran currículo, o podían haberme llamado cuando cesó al primer técnico».

Dijo en su presentación con el Guadalajara.Todavía ficharía por el modernizado Lorca Fútbol Club, al que ascendió a segunda y donde los mandatarios no cumplieron su palabra: «El traductor me dijo que el presidente me decía que si quería trabajar un año más, yo le dije que encantado y el presidente me dio la mano… joder, es la mano de un caballero, la mano del presidente de mi club… y ahora dice que no voy a seguir… pues no sé por donde tirar, no sé que hacer».

Su última andadura fue en el Racing de Murcia.

¿Qué anécdotas recuerdas de este loco de los banquillos?

David Vidal cromo