Enrique Sánchez Flores

Hay cambio en el banquillo del Getafe: se va Míchel y entra Quique. El presidente del club azulón tiene gusto por contratar a entrenadores cuyos cromos coleccionamos en nuestra niñez. A ver qué tal le va ahora a Quique Flores, tiempo hay para revertir la situación.

Hijo de Isidro y Carmen, sobrino de Lola, primo de Antonio, Rosario y Lolita, ahijado de Alfredo Di Stefano, ex-futbolista del CD Pegaso, Valencia, Real Madrid y Real Zaragoza. Quique creció rodeado de arte y fútbol, y fue un buen lateral derecho, cumplidor, elegante, con buen toque y con llegada. Un correcaminos pegado a la linea de cal que siempre destacó por su seriedad. Fue 15 veces internacional y fue convocado para disputar el mundial de Italia 90.

Cuando parecía que se iba a dedicar al periodismo, Quique decidió pasarse a la pizarra, al olor a vestuario y a los banquillos. Getafe (ya van tres etapas), Valencia, Benfica, Atlético de Madrid, Al-Ahli, Al-Ain, Watford, Espanyol, Shangai y otra vez Watford han sido los clubes los clubes para los que ha trabajado. En sus equipos siempre deja su firma, formando bloques compactos que siguen fielmente su estilo metódico. Máxima seriedad y mucho pico y pala. Quique Flores vuelve a Getafe.

Quique Flores cromo Valencia Ediciones Este