Ilie Dumitrescu

Vamos a recordar a un futbolista rumano que militó en el Sevilla a mitad de la década de los 90, Ilie Dumitrescu, quien tal día como hoy, pero de 1994, fue el gran protagonista en el partido que enfrentó a Rumanía y Argentina en los octavos de final del mundial de Estados Unidos.

Dumitrescu fue en su época un centrocampista ofensivo integrante de la mejor generación de futbolistas que ha dado Rumanía. En 1986 hizo su debut con el Steaua de Bucarest, precisamente el año en el que el club rumano levantó la orejona en el Sánchez-Pizjuán. Con el paso de los años se fue consolidando en el Steaua y en la selección, disputando los mundiales de 1990, 1994 y 1998.

En USA 94 tuvo una actuación muy destacada, y en el duelo de octavos ante Argentina le salió el partido de su vida. Dos goles marcó a la albiceleste, que nada pudo hacer ante la conexión rumana Hagi-Dumitrescu. Al finalizar el mundial, le salieron novias por todas partes y fichó por el Tottenham Hotspur. No se adaptó al club de Londres, que contaba con un equipo con bastantes figuras como Teddy Sheringham, Jürgen Klinsmann, Sol Campbell o Popescu y tras un pequeño lío con algo relacionado con prostitución, los Spurs decidieron ponerlo en el mercado y cederlo una temporada.

En el mercado de invierno apareció el Sevilla y Dumitrescu aceptó salir cedido a una ciudad que tan buen recuerdo traía a su amado Steaua. El Sevilla, por su parte, se reservaba una opción de compra por la estrella rumana que si finalmente se hubiera hecho efectiva lo hubieran convertido en el fichaje más caro de la historia del club. Pero, si el rumano mostró su clase y su habilidad en los primeros partidos, su fútbol poco a poco se fue diluyendo y terminó jugando tan solo 13 partidos.

Volvió a Inglaterra y fichó por el West Ham, después cruzó el charco para vestir la camiseta de los clubes mexicanos América y Atlante, y finalmente se retiró en 1999 con 30 años, en el club que le vio debutar como profesional, el Steaua de Bucarest. Tuvo su momento de gloria en el mundial de 1994 y parecía un futbolista con talento y proyección, que al final quedó en poco.

Cuando se retiró se montó sin éxito una agencia de representantes y después se hizo entrenador. Ha dirigido mucho en Grecia, donde tiene fama de entrenador «amarrategui».

Cromo Rumanía Ilie Dumitrescu Panini USA 94