Jorge Orosmán Da Silva Echeverrito

Se juega la categoría el Real Valladolid, que recibirá a un Atlético de Madrid que se juega la Liga, partido que huele a final dramático por algún lado, partido intenso y que pasará a la historia el que se disputa hoy en el Nuevo Zorrilla. Es este buen momento para recordar a un delantero uruguayo que militó en los dos equipos y que fue Pichichi con el Valladolid en la temporada 83/84, hablamos de Jorge Da Silva, conocido también como el «Polilla».

Formado en Centro Atlético Fénix y en Danubio, fue en Defensor donde Da Silva se consagró como goleador en su país. Gracias a su instinto y habilidad con el balón en los pies, el Real Valladolid apostó por su fichaje como cedido en el mercado invernal de la temporada 82/83. Gustó el uruguayo, y el conjunto blanquivioleta pudo alargar el préstamo por dos temporadas más. En la 83/84 logró ser el máximo goleador de la Liga junto a Juanito, con 17 goles, y fue clave en la consecución de la Copa de la Liga que logró el Valladolid aquel año. Ídolo en Zorrilla, suyo fue el primer gol de la historia del club en competiciones europeas, ante el HNK Rijeka (hoy croata). El caché del astuto delantero subió dado el nivel mostrado en nuestra competición, y el Valladolid no pudo retener al jugador que pocos meses después volvió a la Liga para jugar esta vez en el Atlético de Madrid. Como rojiblanco cumplió, aportó goles y ganó títulos, a pesar de tener la difícil misión de hacer olvidar a Hugo Sánchez, pero la llegada de Jesús Gil y el fichaje de Futre propiciaron su retorno a América. Fichó por River Plate donde hizo dupla con un tal Caniggia, después estuvo en Palestino de Chile, en América y Millonarios de Colombia y se retiró goleando de nuevo en Defensor. El Charrúa fue uno delos integrantes de la selección uruguaya en el mundial de México 86. Cuando colgó las botas pasó a los banquillos, siendo su última experiencia su amado Defensor.

Qué bien le vendría hoy su astucia a cualquiera de sus dos equipos españoles.