Juan Manuel Lillo Díez

Pues ahí está Juanma Lillo en una final de Champions League entre Manchester City y Chelsea, qué cosas tiene el fútbol moderno. El asistente de Guardiola tuvo una carrera de entrenador llena de anécdotas y aventuras y meterse ahí (aunque sea como segundo) es todo un premio a su pasión y constancia.

Porque Lillo vive esto del balón con mucho énfasis desde que tiene uso de razón. Todo lo relacionado con el fútbol y la lectura le apasionaba de pequeño, y así, leyendo a Eduardo Galeano y entrenando en fútbol base desde los 17 años se quitaba las espinas de su frustración por ser un futbolista mediocre. A pesar de su juventud, tenía claro que el banquillo y el vestuario era lo suyo, y con 20 años ya dirigía con éxito al primer equipo del Tolosa, su pueblo natal.

Tras pasar por Mirandés y Cultural Leonesa, Juanma Lillo llegaría a la Unión Deportiva Salamanca en 1992, y con su 4-2-3-1 por bandera y la influencia del juego de posición y de la escuela holandesa conseguiría la gesta de ascender al Salamanca desde la Segunda B hasta la Primera División en tan solo dos temporadas, logrando ser el entrenador más joven de Primera División con tan solo 29 añitos, una pasada.

Después de Salamanca fue pasando por varios equipos españoles Oviedo, Tenerife, Zaragoza, Ciudad de Murcia, Terrassa, y en 2005 cruzó el charco para aventurarse en Dorados de Sinaloa, trayendo a un veterano Pep Guardiola para su proyecto. En México no consiguió mantener al equipo por esa estupidez de los coeficientes de otras temporadas y terminó con alguna polémica por denunciar las supuestas «maganchas» del campeonato mexicano. Pero allí se agrandó su relación con Pep que le considera su maestro junto a Johan Cruyff.

Tras Sinaloa Lillo pasó con menor o peor suerte por los banquillos de Real Sociedad, Almería, Millonaros y Atlético Nacional de Colombia, Vissel Kobe de Japón, Huanghai de China. Al final recibió la llamada de su amigo esta temporada para juntos hacer de una vez por todas al City campeón de Europa. Hoy el sueño puede hacerse realidad, las vueltas que da la vida…

Cromo Lillo Ediciones Este Salamanca