Lev Ivánovich Yashin

En los tiempos de porteros con boina y sin guantes. En los tiempos en que los porteros eran fácilmente batibles, surgió un portero que por sus reflejos, su agilidad, su seguridad y sus bloqueos, se convirtió prácticamente en imbatible. Tanto es así que cuentan que infundía tanto respeto que muchos delanteros iban a pedirle perdón cuando le metían gol.

Lev Yashin nació tal día como hoy, un 22 de octubre de 1929, en Moscú, y con el tiempo se convirtió en el mejor portero de Rusia, del mundo y de la historia. Conocido como la Araña Negra, fue un portero con un estilo innovador que creó escuela. Solo jugó en un equipo, el Dinamo de Moscú, durante 4 décadas distintas, desde 1947 a 1971. Con la selección de la Unión Soviética estuvo presente en cuatro mundiales y ganó unas olimpiadas y una Eurocopa. Fue balón de oro en 1963, el único portero en conseguirlo. 
Considerado el mejor portero de la historia, nos dejó en 1990.

Hoy queremos recordar a esta leyenda del fútbol que disfrutaba revolcándose entre los tres palos. Nunca olvidaremos su estilo, su indumentaria negra, aquella camiseta de CCCP y alguna frase para siempre: «La sensación de ver a Yuri Gagarin volar en el espacio es sólo superada por el disfrute de parar un penalti».

Parece que las estrellas se alinean a en octubre para que nazcan auténticas leyendas del fútbol. Ayer fue Gento, hoy Yashin, y muchos de los mejores futbolistas de la historia nacieron por estas fechas.

Cromo Yashin