Marcos Alonso Peña

Recordamos a Marcos Alonso, integrante de una impresionante saga de futbolistas y que tuvo el honor de jugar en Atlético de Madrid y Barcelona.

Hijo de Marcos Alonso Imaz, futbolista entre otros equipos del Real Madrid y padre de Marcos Alonso Mendoza, futbolista entre otros equipos del Chelsea, Marcos Alonso Peña, es el del medio de una saga de futbolistas cántabros que han sido llamados para la selección absoluta española.

Marcos Alonso Peña, era un extremo rápido y fuerte, que desbordaba con sus habilidades y gran velocidad. Debutó en en Primera División en 1977 con el Racing de Santander cuando tenía diecisiete años, y fue traspasado al Atlético de Madrid apenas unos años después. En 1982 fichó por el F.C Barcelona, club con el que conquistó una Liga, dos Copas de la Liga y una Copa del Rey, la de 1983 , precisamente gracias a un gol suyo de acrobático remate de cabeza en la final ante el Real Madrid. Fue aquel gol de las «butifarras» de Schuster.

En 1987 volvió al Atlético de Madrid, dos años después jugó en en CD Logroñés y se retiró finalmente en la 90-91 en el club que le hizo futbolista, el Racing de Santander. Después de su retirada se pasó a los banquillos y en sus inicios parecía que iba a tener mucho futuro como técnico, con los años lo hemos visto también como comentarista, aunque el Pichón (ese es el mote que le sacaron durante su etapa en el Barça) trabaja actualmente para la marca Puma, la que él utilizaba para calzar sus botas.

Puma también protege los pies de su hijo cundo juega al fútbol, y no veas como le pega este al balón, que ya ha sido internacional como su padre y su abuelo, y podría superar a estos si juega algún mundial, pues aunque Panini contaba con ello, Marcos Alonso Peña nunca disputó una Copa del Mundo.