Oscar Alfredo Ruggeri

Nacido en la provincia argentina de Córdoba, pasó de las inferiores de Rosario Central a las de Boca Juniors donde debutó en 1980, y donde consiguió ser internacional en 1983. Pero en 1985, se fue del club xeneize dirección a River Plate en un polémico pase.

Con los Millonarios lo ganó todo, y especialmente positivo para él fue el año 1986, año en que consiguió ganar la liga argentina, la Libertadores y la Intercontinental con su club (River), y el Mundial con su selección. Durante muchos años fue el futbolista con más partidos disputados con la albiceleste y, por su capacidad de liderazgo y su carisma, es recordado como El Gran Capitán.

Con la panza llena de títulos en Argentina, en 1988 puso rumbo sorprendentemente a Las Gaunas, para vestirse con la zamarra rojiblanca del Logroñés, que en aquellos años estaba en Primera. Un año después el Real Madrid se hizo con sus servicios para reforzar la zaga de un equipo que se proclamó campeón de Liga.

Tras ganar la Liga en España volvió a su país, a Vélez Sarsfield, y después jugó en el Ancona italiano, el América de México, el Real Jaén de España, San Lorenzo (donde volvería a ser campeón) y colgó las botas en Lanús, marcando gol de penalti en el último balón que tocó como profesional.

Era un central fuerte, seguro y que iba increíblemente bien por arriba, siendo capaz de marcar goles cuando se incorporaba al ataque, y que en contra de lo que dice la leyenda urbana nunca utilizó alfileres para intimidar a sus rivales. Jugó tres mundiales, 86, 90 y 94, saliendo campeón y subcampeón en los dos primeros. Lo ha intentado como entrenador, y es un asiduo de los platós de TV, donde recientemente ha confesado que «de pibe era de Boca. Y después del que jugaba y pagaba, yo siempre festejaba los goles. Siempre. Con la camiseta que tenía, festejaba como correspondía. No me besaba la camiseta».

El cabezón, un tío que tiene mil anécdotas futboleras que contar, con el Bambino Vieira, Griguol, Bilardo, Maradona o anécdotas de su paso por España.

Cromo Ruggeri Panini 86