Sueños de verano

Agosto es mes de bochorno y culebrones, pero también de trofeos y torneos de verano. Antes de las giras americanas y asiáticas, los clubes españoles preparaban el inicio de la nueva temporada dejándose la piel y sudando la gota gorda por levantar aquellos copones majestuosos que hoy luchan por la supervivencia. Este fanzine, el del mes de agosto, trata sobre aquellos sueños al calor de una noche o un amor de verano.

«Para mi las noches de verano olían a Autam y bocadillos de paté, salamanquesas y cine de verano. En una basta terraza se proyectaban películas que nunca jamás podré olvidar. Allí vi Depredador, Superdetective en Hollywood, Los Bicivoladores, Hot Shots o el Príncipe de Zamunda, entre otros títulos… En fin, ya no hay tampoco pelis como las de antes. Me encantaba ir al cine de verano. Pero, agosto lo ponía difícil, ya que en demasiadas ocasiones había que elegir entre el séptimo arte o el undécimo (el fútbol). Mi padre siempre me daba a escoger, Carranza o cine, Teresa Herrera o cine, Trofeu Taronja o cine, Gamper o cine. Y al sabor de patatas fritas y hamburguesas íbamos cantando goles desde un balcón de playa perfumado de espirales antimosquitos. ¿Hoy también hay fútbol? Protestaba el resto de la familia. Los teníamos ahí, y no nos dábamos cuenta de  los felices que éramos con ellos. Ver a los nuevos fichajes sudando por levantar uno de esos maravillosos copones con los que soñábamos de cara a la incipiente temporada. Había trofeos por todo el territorio español. Desde A Coruña hasta La Línea y en las islas. Y entonces los futbolistas salían a ganar el trofeo y no a pasearse como ahora hacen en los torneos de Miami de nefasta puntuación. Desapareció nuestro cine de verano para construir nuevos apartamentos, y hoy los grandes juegan en USA con Ronald Mc Donald haciendo el saque de honor. Internationals Cup, Champions Cup, Audi Cup… caca. Algunos, como yo, pasábamos el verano entre máquinas recreativas, trofeos de verano y noches observando a las salamanquesas. Por eso, perdíamos mucho tiempo al comenzar nuestra partida en PC Fútbol. Diseñando con precisión los torneos de nuestros sueños».

Las portadas, como siempre, obra de otro mecenas, nuestro amigo Marc Trias, un crack con el lápiz.

¿Como conseguir los fanzines y colaborar con Odio el Fútbol Moderno?

Suscribiéndote a nuestra cuenta de Patreon, ayudándonos a crear cada vez más y mejor contenido. 

https://www.patreon.com/odiofutbolmoderno

Se está quedando una magnífica colección.