Thomas Ravelli

Durante los ochenta y principios de los 90, la portería de la selección sueca estuvo bien defendida por un portero algo excéntrico, un tal Thomas Ravelli, que tiene el récord de partidos internacionales con su selección, 143 veces se puso entre los tres palos.

Jugó en el IFK Göteborg y en el Östers SI, equipos de la liga sueca, con los que logró ganar el campeonato sueco en 6 ocasiones. Acabó su carrera en el Tampa Bay de los Estados Unidos. Ravelli es especialmente conocido por parar dos penaltis durante los cuartos de final entre Suecia y Rumanía en la Copa del Mundo de 1994. Gracias a esas paradas, el equipo sueco se clasificó para las semifinales, donde luego perdería 1-0 ante Brasil con gol de Romário. No obstante, obtuvo el tercer puesto ante la selección búlgara, un resultado fantástico.

Un portero alto, calvo y con el carácter alocado que define a muchos porteros. Mitico Ravelli, que sorprende que no saliera nunca a jugar en una gran liga. En el fútbol de hoy, seguro que lo hubiera hecho.

Cromo Panini Ravelli Italia90