Zinedine Zidane

Zidane fue uno de los mejores futbolistas de su época, desde su debut en el Cannes en 1989 no paró de escalar hasta convertirse en toda una leyenda del fútbol francés y líder de una generación de futbolistas única en el país vecino, siendo campeón del mundo en 1998 y de Europa en el 2000 con la selección francesa.

Del Cannes pasó al Girondins de Bordeaux, allí explotó en aquella gran UEFA en que los franceses pasaron por encima del Betis o del Milan. Lo quiso Cruyff para el Barça, peo lo fichó la Juventus, donde se consagró como uno de los mejores futbolistas del planeta con su gran control de balón, su visión de juego, su llegada y un físico fuerte. Uno de los futbolistas más completos de la historia.

Florentino Pérez no dudó en pagar una buena millonada para traer al crack al Real Madrid, y construir un equipo donde Zizou actuara como eje, el Real de los galácticos, el de los «zidanes y pavones”. Para el recuerdo el golazo que dio la novena al equipo blanco el 15 de mayo de 2002, además de innumerables acciones llenas de magia, como sus «ruletas» únicas.

En cambio, perdería los nervios en la final del Mundial de 2006 cuando, ingenuamente, cayó en las provocaciones de Materazzi. Fue una triste despedida del fútbol que nadie esperaba para un crack como él.

Como entrenador del Real Madrid también pasó a la historia al realizar la gesta de lograr tres Champions seguidas. Una barbaridad. Un grande. La flor.

Cromo Zinedine Zidane